domingo, octubre 23, 2005

pequeñas diferencias

Hablando con un tío este me decía que no importaba de donde éramos que todos éramos iguales, a lo cuál yo respondía como en mi clase de ideas (gracias a nuestra abuelita hegeliana) que en lo único que somos iguales es que todos somos diferentes (gracias a dios, si no que aburrido, jajajaja); pues bien, como sería prácticamente imposible enlistar todas las diferencias de una persona a otra (en cuyo caso no habría otra posibilidad excepto definir a cada uno de los individuos), lo que sí puedo hacer, es enlistar algunas pequeñas diferencias entre mi mundito y el viejo mundito que estoy descubriendo (cierto, lo que conozco de mi ciudad es nada, mucho menos de mi mex, pero bueno, es como tratar de conocer la palma de tu mano, todo mundo sabe que cambia todos los días).

  • El tamaño sí importa. En la búsqueda del lugar perfecto para vivir (o sea, un piso) me he topado con todo tipo de lugares, pero lo que es un hecho, acá están acostumbrados a vivir en una cajita de zapatos y todo el mundo lo ve normal; cuando en el segunda mano te encuentras un buen de anuncios que dicen habitación exterior, uno no le da mucha importancia hasta que te encuentras con que varias de estas fabulosas habitaciones tienen una ventana que da a la pared de enfrente (literalmente puedes tocas el ladrillo de enfrente, lo que claro significa además de nula vista, nada de luz), así que después de muchas llamadas desde el móvil, caminar por varias zonas, ver una cantidad enorme de pisos, cuartos, mitad de cuartos (2 metros cuadrados no tiene el derecho de llamarse habitación), decidí que lo mejor era mudarme a coyoacán (a partir de ahora así se llama el depa).
  • Quién apagó la luz?¿?¿ Otra gran característica, los apagadores del baño se encuentran en la parte de afuera (aunque no en todos los casos sí en la mayoría), o sea, el chiste es que estés en tus business mientras a alguien se le ocurre apagarte la luz (si no es la intención si es un muy buen hobbie).
  • El búho rules!! Uno que está acostumbrado al cochecito (la verdad si lo extraño kñon, pero bueno, con la burocracia y que cuesta un montón la licencia ...), pues bien, el sistema de transporte es una maravilla, por supuesto que la ciudad es mucho más pequeña y el costo es bastante mayor, pero bien, con un abono de transporte tienes derecho al metro, los autobuses y el búho (el cual es una muy buena red de trasportación nocturna), es decir, a la hora que salgas del bar, antro, casa de alguien, (es decir, de la pda) puedes irte a tu casa sano y salvo (salvo excepciones como cuando las banquetas atacan a los transeúntes).
  • Ritmo de vida. Quién dice que en méxico andamos como locos, sólo hay que ver la forma que se revienta por acá, entre huertas, malasaña, Argüelles me van a matar!!
  • Por supuesto que la forma de hablar es super distinta, lo cuál es súper divertido cuando no entiendes bien o no te entienden, bueno, en la escul no es tan divertido porque luego te quedas con cara de what y no entiendes el chiste, bueno, pero mi maestro de eco me ha dado una perspectiva de la situación general; desde la economía cuéntame (es decir, que meche y antonio comían más patatas que carne, ja) o que la gente ve pasión de gavilanes pero nadie lo acepta (yo como aún no tengo tele pues ni idea, pero creo que es una novela medio aka), pero poco a poco vamos conociendo más.

1 comentario:

diablito flipado dijo...

Y bueno, una hermosa diferencia consiste en el doble beso, como me puedo acostumbrar!!!!