sábado, septiembre 03, 2005

delincuente juvenil

Con motivo de trámites de visa de estudiante tuve que realizar uno de los trámites más espantosos de toda mi vida, conseguir una constancia de NO antecedentes penales, y aunque al igual que alejandro “se que no he sido un santo”, la verdad todas mis pequeñas faltas administrativas han sido solucionadas y nunca en mi vida he sido detenido, por lo que espero que mi nombrecito este limpiecito (al menos ante los ojos de las autoridades judiciales).

La broma comienza cuando comienzas a pedir informes por teléfono, después de dos días de intentos, lograr comunicarte y que al final la comunicación se corte porque te dejan esperando 15 min., decides ir personalmente con la mayor cantidad de papeles que demuestren tu identidad, apuntes de primaria y hasta la foto de tu perro podrían de ser utilidad, en un hermoso barrio de la ciudad de México, te registras y logras entrar en la PGR, al pasar ves que traes todos los documentos, excepto las fotos de filiación, que no son sino las clásicas fotos de reo, 4 de frente y 2 de perfil derecho (exactamente como las que aparecen en los noticieros o en los cartelitos de prófugo de la justicia.

Pues bien, corriendo a sacarse las fotos, sacar copias, etc, al día siguiente llegó con mis documentos “completos” y me dan la noticia que mi acta de nacimiento con la que he hecho miles y miles de trámites ya no sirve, ante la cara de cómo demonios no va a servir?¿?¿ me explican que acaban de sacar un formato nuevo que contiene folio para evitar falsificaciones (lo cuál a la distancia se me hace coherente dada la calidad de individuos que buscaría falsificar documentos para inventarse una nueva identidad, sin embargo en ese momento sólo te enojas y le reclamas que eso no venía en la hojita de requisitos), pues a conseguir esa acta de forma urgente.

Al fin cuento con todos mis documentos, tomo nuevamente el metro para llevarlos, los aceptan y ahora te mandan a otra oficina para que te tomen las huellas digitales, esta oficina se encuentra por garibaldi, en una distinguidísima zona de la ciudad en donde no te gustaría estar solo cuando comience a obscurecer, con gran seguridad llego a las nuevas oficinas, la gente muy amable te conduce a la salita de espera y te piden apagar tu celular (por lo cuál llamada de auxilio queda automáticamente eliminada, ya ni el mensajito cómplice con algún friend solidario), finalmente entras, te comienzan a pedir tus datos, tu descripción física, señas particulares, último grado de estudios, blah blah blah, y entonces comienza la verdadera tortura, te llenan los dedos con tinta y comienzan a tomarte las huellas de los dedos una y otra vez, realmente comienzas a sentirte como delincuente y si no fuera por las miradas cómplices con amiga mercadologa, 1.68, pelo castaño, rinoplastia, con tatoo de pececito como seña particular, quién también va a realizar un master al mismo país, eso hubiera sido muy deprimente. Finalmente te dan un jabón super corrosivo que no sabes si va a eliminar las huellas que acaban e tomarte y te dejan ir, sales de ahí corriendo y huyes a casita.

Moraleja: la PGR ya tiene todos mis datos para cualquier investigación que se les ocurra, así que de ahora en adelante voy a usar guantes, jajajaja, la verdad es bastante feo pensar que tus huellas estén al lado de un mochaorejas, un señor de los cielos o algo peor, realmente deberían dividir las bases de datos entre los chicos buenos como yo y el resto de la gente.

1 comentario:

Vane dijo...

Cuando me tocò hacer el mismo trámite, por cierto en el mismo edificio, sali impactada y asustadaaaaaa y no por las "finas" personas que te encuentras ahi, sino porque en el cuartucho de a lado habia un "Curso intensivo de capacitación para Agentes": 5 guarros tipo "el borras" parados oyendo la ´"explicación" de como recoger huellas dactilares en la escena del crimen, no existia una diapositiva, ni un laboratorio , nada...solo una charla de atole con "guajolota" ....¿cómo no iba a salir asustada?...viendo la clase de capacitación que recibian estos gorilas...asi que ni te preocupes en usar guantes Jorge no creo que le atinen! Que terror!
Saluditosss!
Vanecua